Mas allá de la creencia que desde el alma elegimos a nuestros padres desde antes de nacer, muchos nos encontramos con la realidad de crecer en el lugar que conscientemente no elegimos y sin embargo, es en ese seno en donde nos desarrollamos nos guste o no. Hemos vivido en diferentes circunstancias a nuestro padre, a veces presente, proveedor y muchas otras nos dolemos con su ausencia.

 

No existen padres buenos o malos, solo existen los padres tal y como son. Reconocer la verdad nos permite tomar la vida dándoles el lugar que les corresponde en nuestro corazón.

 

Nuestro principal objetivo es: Compartir contigo de manera clara, ligera, realista y vivencial, las múltiples facetas por las que atraviesa esta relación inquebrantable; porque vivos o muertos, presentes o ausentes, adoptivos o sanguíneos, son una pieza fundamental para encontrar la paz que necesita nuestra vida.

 

Consulta fechas programadas, contenido y cedes en nuestro calendario de actividades.